Saltar al contenido

¿Cómo afrontar la primera noche del bebé en casa?

Cuando llega nuestra primera noche con el bebé en casa, pese a estar agotados tanto físicamente o como emocionalmente, es cuando empiezan nuestras mayores dudas.

Para afrontar la primera noche del recién nacido en casa intenta recordar los siguientes consejos:

  • Sigue los pasos que te han recomendado en el hospital: baño, comida, cambio de pañal, ropita cómoda y adecuada para dormir teniendo en cuenta la temperatura de la habitación y de la estación en la que nos encontremos, etc. Si porque te encuentras muy agobiada y no los recuerdas, hazte un listado y ves siguiendelos.
  • Tú eres una pieza clave y fundamental con la relación con el bebé. Acabas de dar a luz y para poder atender a tu bebé, necesitas encontrarte bien, así que dúchate, cena, mimate, etc. Es importante para que te encuentres bien, relajada y descansada para cuando tengas que atender al bebé.
  • Relajaros e intentar dormir todos, os lo merecéis después de una jornada agotadora! No tenéis que entrar en una obsesión en controlar al bebé mientras duerme y ver si respira o si tiene una correcta posición. Una cosa es estar pendientes de que el pequeño esté a gusto y no presente anomalía alguna y otra es comprobar, cada dos segundos, si respira.
  • Los primeros días será un poco estresante alimentar al bebé y es recomendable controlar y darle una toma cada 2 o 3 horas para mantenerlo hidratado y nutrido. Además, mantendrás una conexión con el bebé que él tanto necesita.
  • Deberemos tener a mano todo lo que puedas necesitar como: pañales, toallitas, cremitas, etc., para realizar una muda inesperada por la noche y eso te facilitará hacerlo sin estrés ni nerviosismo.
  • Para que pueda descansar el máximo posible, procura tener a tu bebé cerca del lugar en el que tú duermes. Por ejemplo, un moisés o una minicuna junto a tu cama o incluso el nido de colecho si lo pones en tu cama entre ambos, te permitirá solo estirar el brazo, tocarle y ver que está perfectamente y/o incluso facilita amamantar al bebé de forma más natural.
  • Intenta descansar el máximo que puedas. Empieza una nueva etapa con tu bebé y es necesario que tengas toda tu energía. Es el bebé quien marca el horario así que si el bebé duerme, haz tú lo mimo.
  • “Entrena” tu fuerza mental sabiendo que tu hijo está bien mientras te auto convences de que serás capaz de resolver cualquier situación.

Ante todo, la naturaleza es sabia y el instinto maternal realmente existe, así que sigue nuestros consejos y ten sentido común para saber aplicar en cada momento lo que mejor se ajuste a vuestras necesidades durante la primera noche con el recién nacido en casa.